Las cámaras WiseNetIII de Samsung Techwin ayudan a crear un entorno seguro en los hospitales del Reino Unido

Crear un entorno seguro para pacientes, personal y visitantes es un reto constante para el Sistema Nacional de Salud del Reino Unido (NHS), sobre todo, en las instalaciones de salud mental. Un claro ejemplo de esta preocupación es que 19 unidades de salud mental de la NHS Foundation Trust de Norfolk y Suffolk se han equipado recientemente con sistemas de videovigilancia basados en redes IP fabricados por Samsung Techwin, con el objetivo de supervisar la actividad de los pacientes con discreción.

La NHS Foundation Trust, que actualmente presta servicio a más de 40.000 personas con problemas de salud mental, ofrece varios servicios especializados en el cuidado y la recuperación de las personas con una mala salud mental o drogodependientes de Norfolk y Suffolk. Aunque algunas de las unidades de salud mental son seguras, la mayoría permite que los pacientes se muevan con total libertad. Por ello, la NHS Foundation Trust ha buscado ayuda en los últimos avances de la tecnología de videovigilancia para alertar al personal de enfermería y dar apoyo al personal para que puedan reaccionar con rapidez y de forma adecuada ante cualquier problema que pudiera surgir.

«Estamos comprometidos con la iniciativa «Safewards», que tiene como objetivo principal reducir el número de conflictos en los centros de salud mental de hospitalización», afirmó Mark Milliard, Capital Projects Manager en la NHS Foundation Trust de Norfolk y Suffolk. «Estamos convencidos de que el uso de la tecnología inteligente, como los sistemas de videovigilancia basados en redes IP, desempeñan un gran papel a la hora de conseguir este objetivo».

Migración a IP

Mark, que ha trabajado en el NHS desde 1986, ha supervisado en los últimos años la migración de los sistemas de videovigilancia analógicos del sistema nacional de salud a soluciones IP.

«Los sistemas analógicos que se instalaron hace años eran cada vez menos fiables y tomamos la decisión de actualizarlos a sistemas basados en redes IP», explicó Mark. «Una de las principales ventajas de transmitir imágenes por red es la posibilidad de que los usuarios autorizados puedan ver desde su ordenador imágenes en directo o grabadas de cualquiera de las cámaras. Nos dimos cuenta de que esto nos iba a aportar mayor flexibilidad para supervisar la actividad de las unidades de salud mental en comparación con los sistemas CCTV analógicos, que solo podían transmitir las imágenes que captaban a una ubicación central».

Además, como el Sistema Nacional de Salud está obligado a obtener la máxima rentabilidad de sus inversiones en nuevas tecnologías, Mark inició un proceso de licitación e invitó a varias empresas de instalación a presentar sus propuestas para instalar y mantener los sistemas de videovigilancia en cada una de las 19 unidades. El documento de la licitación especificaba qué cámaras debían instalarse.

Cámaras WiseNetIII

«Para nosotros, lo lógico era adquirir las cámaras a un único fabricante y, además, para ofrecer un mantenimiento continuo, era necesario reducir al mínimo los modelos de cámara», afirmó Mark. «Por tanto, decidí investigar por mi cuenta para encontrar al fabricante cuyos productos cubrieran perfectamente todos nuestros requisitos, a la vez que nos pudiera ofrecer el valor añadido que buscábamos: una reputación contrastada en fiabilidad y cámaras con prestaciones técnicas avanzadas que permitiera capturar y supervisar imágenes en alta definición, independientemente de su ubicación o de las condiciones medioambientales».

La exhaustiva evaluación de Mark de un gran número de fabricantes redujo su lista a dos y finalmente a Samsung Techwin.

«Ambos fabricantes contaban con cámaras fiables», afirmó Mark. «Sin embargo, la calidad de las imágenes que captan las cámaras de Samsung Techwin me impresionó, como también lo hizo el hecho de que cada cámara, en función de su ubicación, se pueda configurar para retransmitir las imágenes en flujos de datos múltiples a distintas frecuencias de cuadro y resoluciones. Sin duda, desde el punto de vista de la gestión del ancho de banda, supone una ventaja notable».

Mark especificó que solo se podían recomendar tres cámaras de Samsung Techwin para cubrir las áreas del interior y el exterior de las 19 unidades de salud mental. Los tres modelos forman parte de la gama de cámaras WiseNetIII de Samsung Techwin e incluyen el domo antivandálico de red SNV-6084R Full HD de 2 megapíxeles, con LED infrarrojos integrados para capturar imágenes de cualquier actividad, independientemente de las condiciones lumínicas. Mark también seleccionó las cámaras tipo bullet SNO-6084R, resistentes a la intemperie y equipadas con una lente varifocal motorizada e iluminadores infrarrojos integrados. El tercer modelo que especificó Mark fue el minidomo antivandálico SNV-6012 Full HD de 2 megapíxeles.

Éxito en la instalación

La instalación de los sistemas de videovigilancia basados en redes IP de las 19 unidades de salud mental se ha llevado a cabo por fases y, siguiendo el proceso de licitación, el contrato para la tercera fase del proyecto se adjudicó a ACW Electrical Suffolk Ltd, con sede en Ipswich.

«Por supuesto que estamos encantados de que nos hayan confiado llevar a término este contrato tan importante», afirmó Tony Wheatley, uno de los directores de la sociedad. «Adquirimos los productos de Samsung Techwin a Blue Helix, distribuidor líder especializado en soluciones de redes IP. Trabajamos estrechamente con el equipo técnico de Blue Helix para garantizar que finalizaríamos el proyecto a satisfacción de Mark Milliard y sus compañeros de trabajo».

«Puesto que era la primera vez que instalábamos cámaras de Samsung Techwin, enviamos a nuestros ingenieros a un curso de formación de Samsung Techwin para que supieran configurar las cámaras para obtener un rendimiento óptimo. Aunque la verdad es que las cámaras son muy fáciles de instalar. Esto nos permitió cumplir con nuestro contrato sin retrasos ni problemas».

Las imágenes de todas las cámaras se graban en los NVR SRN-1670D de Samsung Techwin, diseñados para parecerse a los DVR pero con todos los beneficios de un videograbador de red. A diferencia de la mayoría de los videograbadores digitales de red, que sólo se pueden programar remotamente, el modelo SRN-1670D también se puede controlar localmente con la ayuda de un ratón y una interfaz gráfica de usuario en pantalla muy fácil de usar. El SRN-1670D tiene capacidad para cinco discos duros SATA, lo que permite almacenar nada más ni nada menos que 10 TB. Además, graba audio en todos los canales y lleva integrado un grabador DVD y puertos USB para exportar los vídeos fácilmente.