Las empresas recurren al vídeo con Inteligencia Artificial para aumentar la productividad

  • «Avance» para el vídeo con Inteligencia Artificial, puesto que las investigaciones revelan que es dos veces más conocido entre los líderes empresariales que la automatización y la robótica.
  • Las empresas clasifican al vídeo con Inteligencia Artificial junto con las tecnologías 5G, IoT y M2M cuando se trata de resolver desafíos comerciales. 

Una nueva investigación de Hanwha Vision, proveedor global de soluciones de visión, revela que casi un tercio (31%) de los líderes empresariales europeos defienden el vídeo con Inteligencia Artificial como un medio para resolver sus desafíos comerciales.

Esto es casi el doble del número que apoya la automatización y la robótica (17%) y casi el mismo de aquellos que consideran el 5G y el Internet de las cosas (IoT) como la clave para resolver sus desafíos (32%).

El vídeo con Inteligencia Artificial combina cámaras de vídeo en red con Inteligencia Artificial para detectar y clasificar automáticamente objetos, incluidas personas, vehículos y sus atributos específicos. Utilizando algoritmos integrados en la cámara, puede alertar a los usuarios cuando se identifican comportamientos específicos, como un vehículo que conduce en dirección equivocada, un operador de almacén que no emplea el equipo de seguridad o un objeto inesperado en una línea de producción.

Pread Um (Suk Bong), director de producto y marketing de Hanwha Vision Europe, dijo: «2024 está llamado a ser el año en el que el vídeo con Inteligencia Artificial tenga un uso generalizado. Gracias al creciente conocimiento sobre la Inteligencia Artificial a nivel general y a los éxitos empresariales comprobados que utilizan vídeo con Inteligencia Artificial, más líderes están recurriendo a esta tecnología para resolver desafíos fuera del campo de la seguridad».

«El vídeo tiene un enorme potencial para optimizar las operaciones, proporcionar datos valiosos para desarrollar la estrategia y la planificación y ayudar a proteger a las personas y los activos. Es alentador ver que tantas organizaciones no sólo reconocen esto, sino que planean activamente adoptar video con Inteligencia Artificial para estas aplicaciones».

Para comprender mejor las actitudes de los líderes hacia el videio con Inteligencia Artificial en la era posterior a ChatGPT, Hanwha Vision realizó una investigación entre 1000 personas pertenecientes a organizaciones de 5 países europeos (Reino Unido, Países Bajos, Italia, Alemania y Francia). Se preguntó a los líderes de operaciones y seguridad sobre las tecnologías que adoptarán para abordar una variedad de desafíos comerciales estratégicos, como encontrar nuevas eficiencias, introducir nuevos procesos y controlar costes.

Los encuestados reconocen el papel que el vídeo con Inteligencia Artificial puede desempeñar en la solución de estos desafíos comerciales: más de uno de cada dos (55%) planea utilizar video con Inteligencia Artificial para encontrar nuevas eficiencias y un número similar (49%) lo utiliza para administrar cadenas de suministro complejas.

Este uso más «inteligente» del vídeo marca un cambio dramático con respecto a la función de seguridad que históricamente ha cumplido el circuito cerrado de televisión (CCTV) como se lo conocía anteriormente. De hecho, el papel tradicional de las cámaras de vídeo en «mantener un entorno seguro» es citado por muchos menos encuestados en la investigación de Hanwha Vision (26%).

Los líderes del sector de la fabricación fueron los más receptivos para aprovechar la tecnología que permita abordar sus desafíos, seguidos de cerca por los del sector minorista. Las autoridades de las ciudades inteligentes mostraron un entusiasmo más limitado por el vídeo con la Inteligencia Artificial, el Internet de las cosas (IoT) y el 5G, un hallazgo sorprendente que contrasta con la visión más amplia de la «Ciudad Inteligente», es decir, conectar mejor los lugares con las personas que viven en ellas, visitarlos y trabajar en ellos.

Si bien la investigación reveló que la tecnología de vídeo con Inteligencia Artificial está ganando popularidad entre una amplia audiencia empresarial, también descubrió posibles barreras para su adopción. La principal de ellas fue la supuesta necesidad de formación en la tecnología, citada por el 40 % de los encuestados. Sin embargo, invertir en sistemas de vídeo intuitivos que funcionen «listos para utilizar» puede reducir enormemente la cantidad de formación y conocimientos técnicos que necesitan los operadores para utilizar vídeo con Inteligencia Artificial.

Otra barrera potencial para su adopción radica, tal vez como era de esperar, en las preocupaciones en torno a la ciberseguridad. Esto no es exclusivo de la tecnología de vídeo, sino que podría reflejar preocupaciones más amplias sobre la seguridad de los datos y la posibilidad de que los dispositivos conectados en red se vean comprometidos. Trabajar con fabricantes responsables que tienen un compromiso a largo plazo con las mejores prácticas de ciberseguridad y cumplen con la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) ayudará a abordar estas preocupaciones.

Lea el artículo de investigación aquí.