Hanwha Vision lanza cámaras térmicas radiométricas con Inteligencia Artificial

Hanwha Vision, proveedor global de soluciones de visión, ha lanzado su gama de cámaras térmicas radiométricas de alto rendimiento con Inteligencia Artificial. Estas cámaras compactas satisfacen las necesidades de los clientes que requieren mediciones de temperatura precisas, de -40 °C a 550 °C, además de funciones de seguridad y vigilancia, lo que las hace ideales para aplicaciones industriales (fabricación, servicios públicos y energía), así como para aeropuertos, transporte marítimo e industrias de la minería.

Los modelos de la gama incluyen las versiones de 8 ips (TNO-C3012TRA/22TRA/32TRA) y las versiones de 30 ips (TNO-C3010TRA/20TRA/30TRA).

Clasificación de objetos basada en Inteligencia Artificial en imágenes térmicas

La integración de la Inteligencia Artificial en cámaras térmicas radiométricas mejora enormemente la supervisión de escenas en condiciones de visibilidad exigentes. Estas nuevas cámaras clasifican con precisión personas y vehículos, incluso en condiciones climáticas adversas (niebla, lluvia, nieve) o condiciones de iluminación difíciles, por ejemplo, oscuridad total o luz de fondo. Esto permite a los operadores proteger de manera proactiva a personas y activos, controlar el acceso a un entorno, prevenir accidentes y supervisar los cambios de temperatura en zonas peligrosas.

Detección de la temperatura corporal

Las cámaras térmicas radiométricas de Hanwha Vision tienen un amplio rango de detección de temperatura que va de -40 °C a 550 °C, con un alto grado de precisión, lo que las hace ideales para aplicaciones industriales, como fábricas y salas de baterías, donde el control de la temperatura es primordial.

Las cámaras pueden transmitir datos vitales sobre cambios de temperatura a los operadores, advirtiéndoles sobre posibles problemas con la maquinaria y los materiales industriales, tales como piezas envejecidas y fallos en los equipos. Al acometer cualquier problema señalado por las cámaras, los operadores pueden minimizar un tiempo de inactividad inesperado, mejorar la seguridad y aumentar la eficiencia del mantenimiento. Al aprovechar esta tecnología líder, se puede reducir la necesidad de inspecciones in situ con procesos supervisados de manera proactiva.

Imágenes de alta calidad

El tamaño de píxel de 17 µm, la sensibilidad mejorada y la detección de temperatura equivalente al ruido (NETD) de 30 mK mejoran la discriminación térmica en escenas complejas con bajo contraste, como objetos con alta temperatura en un entorno de mucho calor u objetos con baja temperatura en un ambiente de mucho frío. Las cámaras disponen de resolución QVGA (384 x 288) y lentes gran angular (HFoV 90˚/ 60˚/ 37,9˚), lo que las hace ideales para aplicaciones de supervisión de corto a mediano alcance.

Las cámaras pueden capturar imágenes claras y detalladas para que la Inteligencia Artificial las analice con precisión, incluso en condiciones de iluminación difíciles.

Instalación sencilla y mucha flexibilidad

ILos instaladores se beneficiarán de un proceso de instalación sencillo, ya que las cámaras pesan poco, apenas 1,7 kg, siendo un 45 % más ligeras que el modelo más similar, y son compactas, con una carcasa de cámara de tipo bullet. Con sólo 233,5 mm de longitud, también son más de un 40% más pequeñas que el modelo más similar.

Las cámaras de 8 ips también quedan fuera del Acuerdo de Wassenaar, un régimen de control de exportaciones que rige productos específicos, incluidas cámaras superiores a 9 ips. Esto simplifica su exportación e importación, lo que permite un tiempo de entrega más rápido.

Obtenga más información sobre las nuevas cámaras térmicas radiométricas con Inteligencia Artificial aquí.