Hanwha Vision aumenta las capacidades de la Inteligencia Artificial en sus cámaras de la Serie P para ofrecer mayor inteligencia y eficiencia

Hanwha Vision, proveedor global de soluciones de visión, ha mejorado las capacidades de la Inteligencia Artificial de sus cámaras de la gSerie P con WiseDetector, el protocolo MQTT, conteo de personas y vehículos, y detección de caídas. Las nuevas funciones aportan mayor inteligencia y eficiencia a los sistemas de seguridad, además de ampliar el alcance del vídeo para respaldar otras áreas comerciales.

Detección de objetos definida por el usuario

WiseDetector, una función basada en el aprendizaje automático, amplía los posibles tipos de objetos que la Inteligencia Artificial puede detectar desde un conjunto más limitado de objetos predefinidos (normalmente personas, vehículos y sus atributos) hasta objetos específicos, como chaquetas de alta visibilidad, cajas en el suelo de una tienda o conos de tráfico que bloquean una carretera. Esto da a los equipos de seguridad mayor flexibilidad y control sobre lo que deben entrenar en el modelo de Inteligencia Artificial, en función de sus necesidades comerciales concretas.

Conteo de vehículos y personas para ciudades más inteligentes

Las nuevas funciones de conteo de personas y vehículos respaldan ciudades más inteligentes al permitir un flujo fluido de personas y tráfico. Las cámaras generan metadatos que incluyen el conteo de personas en tiempo real para gestionar potenciales multitudes, por ejemplo en estadios, según cronogramas específicos. Por otro lado, conocer el número de vehículos en las carreteras y en zonas de aparcamiento puede resultar útil para los planificadores urbanos. Mediante el uso de estos datos, los administradores locales pueden establecer planes para el mantenimiento de carreteras y rutas, así como utilizarlos como indicadores de marketing.

MQTT ofrece mayor conectividad

El protocolo MQTT permite que las cámaras de la Serie P funcionen sin problemas con numerosos otros sensores en una instalación. MQTT permite que estas cámaras se conecten con dispositivos de Internet de las cosas (IoT), ampliando las capacidades del sistema de vídeo a operaciones comerciales, ciudades inteligentes y otros.

Por ejemplo, en el caso de una ciudad inteligente, los sensores ambientales pueden alertar a los operadores sobre la posible aparición de humo en una zona, con confirmación visual mediante las cámaras. Como respuesta a los cambios climáticos o las condiciones de luz, las cámaras pueden activar el encendido del alumbrado público inteligente y en un entorno de construcción la calefacción o el aire acondicionado pueden encenderse automáticamente cuando entra una persona, para que la zona sea más cómoda para ellos.

Detección de caídas para una respuesta rápida

Con la detección de caídas, las cámaras utilizan la Inteligencia Artificial para detectar personas que se caen y pudieran resultar lesionadas, generando alertas automáticamente a los operadores. Esto mejora las condiciones de salud y seguridad seguridad en almacenes, fabricas, puertos y otros centros logísticos, lo permitiendo dar una respuesta rápida a los accidentes. Por ejemplo, la alerta podría resultar en la desactivación de carretillas elevadoras y otros equipos en movimiento, evitando que se produzcan más daños a una persona lesionada.

Pread Um (Suk Bong), director de Producto y Marketing de Hanwha Vision Europe, dijo: «Las últimas mejoras en Inteligencia Artificial en las cámaras de la Serie P amplían aún más las posibilidades del vídeo, ofreciendo beneficios comerciales tangibles. Los equipos de seguridad ahora tienen una forma más sencilla de rastrear accidentes y emergencias, conectarse a IoT y gestionar necesidades de seguridad concretas».

Conozca más sobre la gama P aquí.